martes, 7 de febrero de 2017

Primigenia sonora

Ritmos cardíacos,
campanas,
compases herméticos,
golpes sonoros de inundaciones;
pasos de baile intentados
en los circos que fueron un día
mareas de veinte años...
...la esencia del yo concreto,
el singular,
sin otros,
sin los ajenos,
sin paridad.
Ignoré los caminos que existían
de la misma manera que no acerté a comprender
qué había fermentado en mi,
transformando con ferocidad
lo que era un limbo distraído
en un lugar donde saber estar,
y, sin embargo,
cuando me di cuenta del alcance
aquel tiempo que dormía
era semejante
e incluso igual;
dando tumbos de aquí para allá,
líneas de un pentagrama,
asistolias hermanas,
donde el último compás
es un pulso de campana.

Creación, mensaje, equilibrio,
herencia del infrasonido,
espíritu descendido,
esquilones vibrando
al otro lado del río.

Ilustración de Marija Tiurina, originaria de Rusia y residente en Londres (UK).

2 comentarios:

  1. Hola Chelo, caminando llegué hasta tçu casa guiado por el tañido de tus letras, aquí me quedo, con tu permiso..
    Disfruta del día, besos acompasados..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenos días Don Vito Andolina, sea bienvenido a esta su humilde morada. No hay mejor visita que la inesperada,siendo tan amable y bien educada. Saludos cordiales y feliz estancia.
      Agradecida de corazón.

      Eliminar