sábado, 10 de septiembre de 2016

El infinito profundo

Bajé con una luz
al infinito de las cosas
y no hallé nada
que no estuviera ya escrito.
Volví a bajar 
con otra luz
y la oscuridad fue más profunda
que el infinito de aquellas cosas.
Allá.,
donde la velocidad
carece de movimiento,
cada vez que bajas
el infinito te absorbe
y las cosas
dejan de ser profundas.

EROS & PSIQUE de Santiago Caruso http://santiagocaruso.com.ar/gallery/blood-ink/


No hay comentarios:

Publicar un comentario